BASÍLICA DE SAN JUAN

Monumentos

BASÍLICA DE SAN JUAN

BASÍLICA DE SAN JUAN
BASÍLICA DE SAN JUAN
BASÍLICA DE SAN JUAN
BASÍLICA DE SAN JUAN
BASÍLICA DE SAN JUAN
BASÍLICA DE SAN JUAN
BASÍLICA DE SAN JUAN
BASÍLICA DE SAN JUAN
BASÍLICA DE SAN JUAN
BASÍLICA DE SAN JUAN
BASÍLICA DE SAN JUAN
BASÍLICA DE SAN JUAN


Relato

18 Mayo 2015


Rodeada de murallas, la Basílica de San Juan es considerada un lugar santo muy importante de la Época Bizantina. Se encuentra ubicada en la parte baja de la colina Ayasaluk, en el sitio donde fue enterrado el apóstol San Juan, que vivió sus últimos años en Éfeso, donde escribió su evangelio, al volver de su exilio en la isla de Patmos luego de la muerte del emperador Domiciano.

Los restos que se aprecian corresponden a la construcción del siglo VI ordenada por Justiniano, en reemplazo de la construida por Teodosio dos siglos antes y que se encontraba en muy mal estado. La basílica de San Juan, fue un edificio magnífico en forma de cruz griega con tres naves y cinco cúpulas. Constituye un ejemplo de cómo fueron los santuarios bizantinos primitivos. Desgraciadamente, los frecuentes terremotos ocurridos en Turquía y la extracción de materiales para ser utilizados en la construcción de otros edificios, dejaron esta basílica reducida a escombros. Recién a partir del siglo XX se le ha prestado atención, intentando conservar lo que dejaron de ella.

El ingreso a esta basílica cuesta solo diez liras, lo cual incluye la visita a la ciudadela fortificada en la parte alta de la colina. Actualmente podemos contemplar numerosos bloques de piedras, con algunas columnas y arcos levantados en su lugar. Pero para poder darnos una idea más clara de lo que fue, recomendamos documentarse previamente con algún esquema de la planta de la iglesia.

« ANTERIOR SIGUIENTE »




INFORMACIÓN

BASÍLICA DE SAN JUAN

BASÍLICA DE SAN JUAN es una de las principales iglesias de la ciudad bizantina tardía y romana de Efeso, construida sobre la tumba atribuida al evangelista Juan en la colina de Ayasuluk en los suburbios del norte de la ciudad grecorromana. Actualmente se encuentra en ruinas.

La tradición de la tumba apostólica:

Desde el  siglo II, la tradición cristiana atribuye al evangelista Juan la sepultura en la colina cercana de Artemision, por lo que parece desierta. La arqueología ha confirmado que las fechas de la tumba corresponden a ese tiempo. Se encuentra ubicada en una necrópolis romana, que se siguió utilizando en los siglos III y IV, a juzgar por la epigrafía funeraria encontrada. La tumba era adorada incluso antes de la Paz de la Iglesia. Cuando con Constantino, el cristianismo se convirtió en una religión legal, un pequeño Martyrium de planta cuadrada se construyó en la parte superior de la tumba. Rápidamente se convirtió en inadecuado para las necesidades de culto apostólico y fue reemplazado por una gran iglesia.

La primera basílica de Teodosio:

Esta primera iglesia, de planta basilical, con tres naves y más de 80 metros de largo, se caracterizó por una planta cruciforme probablemente con modelo heredado de Constantinopla de Apostoleion. Los cuatro brazos de la cruz dejan el centro con la tumba del apóstol y cada uno se divide en tres naves. El brazo occidental correspondiente a la nave principal es ligeramente más largo, precedido por uno o dos nártex. El brazo oriental de la cruz termina en un ábside, con la misma longitud que los brazos laterales, pero su ancho es mayor con cuatro naves en lugar de dos. Este tamaño excepcional debe responder a la necesidad de albergar a los numerosos clérigos que tenían acceso. Citado en varias ocasiones en los trabajos del Consejo de Éfeso, como Apostoleion o la Iglesia de San Juan, esta iglesia está documentada antes del 431. Según decoración tallada, podría datar de los años 390 a 420. Ella existió entonces durante el segundo Concilio de Éfeso en 449.

La Basílica de Justiniano:

Según Procopio, debido a que la iglesia original de San Juan estaba en malas condiciones se demolió gran parte en el siglo VI bajo el episcopado de Hipatio, para dar paso a una nueva y grandiosa iglesia, bajo el patrocinio del emperador Justiniano. La construcción habría comenzado en 535 y terminó a principios del  540. El mismo Procopio en su Historia secreta se refiere al hecho como “la más santa construcción de la ciudad”. La presencia de capiteles que llevan el monograma de la emperatriz Teodora sugiere que la iglesia fue terminada antes de su muerte en el 548.

El nuevo edificio tenía 130 metros de largo, incluyendo el nártex, y 65 metros de ancho. Era una basílica cruciforme, con seis grandes cúpulas en colgantes, por encima del coro, el transepto y la nave. Su planta es similar a la de la Iglesia de los Santos Apóstoles en Constantinopla, reconstruido por Justiniano al mismo tiempo. La tumba del apóstol ocupa el centro del edificio, en una cripta accesible por una escalera, debajo del altar. El edificio está completamente construido de ladrillo, excepto los enormes pilares que soportan las bóvedas, que están hechas de bloques de mármol reutilizadas. Las alas laterales están rematadas por galerías. (fuente: Wikipedia)

Fields marked with an * are required