MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME

Monumentos

MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME

MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME
MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME
MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME
MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME
MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME
MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME
MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME
MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME
MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME
MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME
MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME
MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME
MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME
MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME
MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME


Relato

10 Mayo 2015


El Museo al Aire Libre está ubicado a solo quince minutos a pie desde el pueblo de Goreme. El precio de la entrada es de veinte liras por persona y una vez adentro te sientes como transportado a otro mundo. El museo consiste en una amplia zona ocupada por esas extrañas colinas cónicas características de la región, donde los primeros cristianos se refugiaron excavando sus casas y sus iglesias en la roca. El recorrido se desarrolla dentro de un entorno completamente natural, como paseando por un gran parque misterioso, con cuevas en distintos niveles, a veces aisladas o agrupadas en varios pisos.

Cada cierto tramo encontramos alguno de los templos, con hornacinas, columnas, arcos y bóvedas esculpidas en la roca, decorados con bellos murales, que gracias al clima seco y a la oscuridad, aún conservan sus colores. Sus pinturas son primitivas e ingenuas, pero con personajes muy realistas que representan pasajes de la Biblia y la vida de Cristo. El complejo puede recorrerse en una o dos horas. La mayoría de las iglesias pertenecen a los siglos X, XI y XII.

Las más importantes son: el conjunto de Las Monjas, desarrollado en varios pisos con diversas habitaciones en niveles conectados por túneles con puertas de piedra de molino. La Iglesia de Santa Bárbara con una planta de cruz, con paredes y cúpula decoradas con patrones geométricos, animales mitológicos y símbolos militares. La Iglesia Manzana con estructura de bóveda ojival, cúpula central y frescos de vivos colores. La Iglesia Serpiente de planta lineal, con un mural de la matanza de la serpiente por San Jorge y San Teodoro. La Iglesia Oscura donde se debe pagar una entrada adicional de diez liras, se ingresa por un túnel que se abre en un pórtico con bóveda de cañón, donde encontramos los frescos mejor conservados. La Iglesia de las Sandalias con tres ábsides, cuatro cúpulas y pinturas con escenas de Jesús y algunos santos. La Iglesia Tokali ubicada cincuenta metros afuera del museo, que podemos visitarla con la misma entrada, está formada por cuatro cámaras con importantes pinturas, de diversos períodos.

« ANTERIOR SIGUIENTE »




INFORMACIÓN

MUSEO AL AIRE LIBRE DE GOREME

GOREME es el nombre de una serie de valles y de un poblado en la región de Capadocia en Anatolia central. Cerca del pueblo, se encuentra el Parque Nacional de Goreme, conocido también como Museo al aire libre de Goreme. Este parque es quizás el territorio más famoso de todos los paisajes de Capadocia. Fue declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en el año 1985.

Los asentamientos en el área comenzaron en los siglos III y IV, cuando los cristianos del período romano fundaron varios monasterios. Como la mayoría de las construcciones en Capadocia, no se trataba de edificios, sino de sitios excavados en la roca, en forma de cuevas artificiales. Aún existen restos de monumentos, capillas, alcobas, almacenes e iglesias, muchos de ellos decorados con frescos de los siglos XI y XII.

En el parque nacional, se pueden visitar varios recintos religiosos. La iglesia de la sandalia (Çarıklı kilise), es llamada así por las cavidades existentes en el suelo que semejan huellas de pies. En esta iglesia hay un fresco que representa la traición de Judas. La iglesia oscura (Karanl?k kilise), es llamada así por sus escasas ventanas, y cuya falta de luz interior ayudó a la preservación de sus frescos. La iglesia de la serpiente (Yılanlı kilise), tiene frescos de San Jorge y el dragón los cuales le dan nombre a la iglesia, y también frescos del emperador Constantino el Grande y su madre Helena. Además, hay frescos que respresentan a San Onofrio, Santo Tomás y San Basilio. La iglesia de la manzana (Elmalı kilise) tiene una impresionante colección de frescos, es una iglesia con cuatro columnas y tres ábsides, y tiene un gran domo y ocho pequeños; los frescos originales conviven con frescos iconoclastas, sin representaciones de gente o animales. El monasterio de monjas (Rahibeler manastırı) es un complejo monástico de cuatro niveles, con vestigios de cuatro iglesias en su interior. Otros recintos religiosos son la capilla de San Basilio (Aziz Basil Şapeli), y la capilla de Santa Bárbara (Azize Barbara Şapeli).

Fields marked with an * are required