SOBESSOS

Monumentos

SOBESSOS

SOBESSOS
SOBESSOS
SOBESSOS
SOBESSOS
SOBESSOS


Relato

11 Mayo 2015


La antigua ciudad romana de Sobesos se encuentra camino al valle de Soganli, junto al poblado de Şahinefendi, alejada de los principales lugares de interés de Capadocia. Fue descubierta por un grupo de buscadores de tesoros y hoy en día se puede visitar los restos parcialmente excavados y puestos en valor. Se ha descubierto la sección de unos baños romanos, el ágora, la basílica y edificaciones del bouleterion. Todavía queda mucho por excavar en esta ciudad y los trabajos avanzan lentamente debido a la poca financiación por parte del gobierno.

La sección de los baños romanos tiene un hipocausto, sistema de calefacción central, que todavía puede verse. Al lado se encuentra el ágora que era un antiguo lugar de comercio. El bouleterion, algo así como un parlamento actual, con varias columnas que aún se conservan alrededor del edificio de planta rectangular. La basílica tiene mosaicos muy bien conservados, con bellos diseños transversales. La antigua ciudad tenía un cementerio alrededor de la basílica, donde fueron hallados muchos esqueletos.

« ANTERIOR SIGUIENTE »




INFORMACIÓN

SOBESSOS

SOBESOS Un día en 1963, Mehmet, un agricultor de la aldea de Sahinefendi, despertó para descubrir que una sección de su campo había sido perturbado por cazadores de tesoros, un fenómeno común en estas partes. Tras inspeccionarlo de cerca, notó algo que claramente no era parte del paisaje natural y comenzó a limpiar la suciedad. Lo que descubrió fue un panel de mosaicos, un hallazgo que sabía que era significativo. Informó su descubrimiento a la Dirección Provincial del museo, pero solo encontró silencio. Con los años, el tesoro escondido se fue descubriendo en el proceso de cuidar sus campos y fueron apareciendo una gran olla de terracota y una columna dórica. Todo fue debidamente reportado e ignorado por las autoridades provinciales. Él en un momento se encogió de hombros y utilizó la columna dórica como soporte para el balcón de su casa. No fue hasta el 2002, después de décadas de intentos de involucrar a las autoridades, que la dirección del museo local, finalmente se puso de pie y se dio cuenta del asunto. (fuente: Frommer Media)

Fields marked with an * are required